Deus Caritas Est – El amor cristiano

Deus Caritas Est, el amor cristiano


En una de las partes de la encíclica “Deus Caritas Est” de Benedicto XVI se habla del ejercicio del amor por parte de la Iglesia como comunidad.Toda la actividad eclesiástica es una expresión que busca el bien integral del ser humano mediante tres vías: La evangelización con la Palabra, los Sacramentos y el ejercicio de la caridad. Con ello la Iglesia atiende constantemente los sufrimientos y necesidades, incluso materiales, de los hombres. Si desea leer la encíclica completa, pinche en este enlace: Enciclica Deus Caritas Est (Benedicto XVI)

Se trata de una actividad comunitaria y también individual. Cada fiel debe ser capaz de compadecerse de la necesidad del hermano (material o espiritual) y atenderlo, a semejanza del buen samaritano.

Para llevar a cabo la tarea comunitaria la Iglesia ha creado una organización encaminada al ejercicio de la caridad, que ha ido evolucionando con el paso de los años desde las comunidades primarias en que: “Los creyentes vivían todos unidos y lo tenían todo en común, vendían sus posesiones y bienes y lo repartían entre todos, según la necesidad de cada uno” (Hch 2, 44-45), pasando posteriormente por los ministerios diaconales, encargados de atender a viudas, huérfanos, enfermos y presos, y adaptándose hasta hoy, en que su dimensión mundial requiere estructuras más complejas.

El ejercicio de la Caridad mediante el dinero.


Las colectas y donativos que reciben las parroquias se distribuye a través de las diócesis a sus organizaciones de ayuda a los más necesitados, como Cáritas, Manos Unidas, Domund, etc.. Para ver con detalle esta actividad puede consultar el siguiente artículo pinchando en este enlace: Colectas en las misas, significado y destino del dinero. Las parroquias contribuyen a las obras de caridad de forma continua, aunque no lo parezca o no se haga publicidad de ello.

La Caridad y el Amor expresado mediante obras.


A lo largo de la historia, la Iglesia católica se ha preocupado por la enseñanza y la custodia de la sabiduría, creando escuelas, universidades, bibliotecas y archivos. Muchos de los tesoros literarios y culturales de la antigüedad se han conservado gracias a la perseverancia de esta Iglesia, y algunos de ellos, fueron destruidos precisamente por el odio hacia la misma.

Actividades orientadas a la caridad

Sobre todo a partir del siglo XIX se crean congregaciones expresamente dedicadas al ejercicio de la caridad, a raíz de las desigualdades provocadas por la revolución industrial. Esta actividad de la Iglesia católica no fue bien vista por el marxismo, que consideraba que paliar el sufrimiento con caridad, contribuía a perpetuar la situación de injusticia social. Ellos abogaban por un cambio en el reparto de la riqueza mediante la revolución, por ello, el catolicismo fue atacado duramente por esta ideología. Con los pies en la tierra, y tras el fracaso del comunismo, la Iglesia continúa con su labor, porque el hombre atendido por el buen samaritano no necesitaba un discurso, ni soluciones globales a largo plazo, necesitaba cuidados y ayuda inmediata y es lo que tuvo. Eso es lo que Cristo nos enseña.

Más allá de la atención inmediata y enfocada a dar soluciones a medio y largo plazo, encontramos la doctrina social de la Iglesia, orientada hacia el bien común y la justicia social. Para conocer más, consultad este enlace: La Iglesia Católica y el bien común.

Congregaciones dedicadas a la caridad

“Porque tuve hambre, y me disteis de comer, tuve sed y me disteis de beber”  (Mateo 25, 35). En este versículo se establece la base de las obras de misericordia corporales, que son las siguientes:

  • Visitar y cuidar a los enfermos.
  • Dar de comer al hambriento.
  • Dar de beber al sediento.
  • Dar posada al peregrino.
  • Vestir al desnudo.
  • Visitar a los presos.
  • Enterrar a los difuntos.

Al amparo de ellas, existen instituciones y congregaciones expresamente dedicadas a su cumplimiento. Una labor que realizan por amor y con amor. Dijo San Pablo: “Podría repartir en limosnas todo lo que tengo y aun dejarme quemar vivo, si no tengo amor, de nada me sirve“. Este himno debe ser la piedra angular que sustenta este servicio eclesial, debiendo alimentarlo a diario con la oración y mejorarlo con una correcta formación.

Detallo a continuación algunas de las congregaciones dedicadas a las obras de misericordia. Por olvido o desconocimiento, no están todas. Agradecería que me indicasen más en los comentarios para ir completando la lista.

Resumen de congregaciones dedicadas a la caridad:

  • Escolapios: fundada por San José de Calasanz. dedicados a la enseñanza gratuita.
  • Camilos: dedicados a la atención a enfermos incurables y moribundos.
  • Hnos.Escuelas Cristianas: fundada por Juan Bautista de La Salle. enseñanza gratuita, formación profesional de maestros, obreros y delincuentes para su re-inserción.
  • Anas: Cuidado de enfermos en hospitales.
  • Claretianos: Dedicados a las misiones.
  • Salesianos: fundada por San Juan Bosco. Educación y formación profesional de jóvenes.
  • Teresianas: Formación de la mujer.
  • Adoratrices: Atención a prostitutas.
  • Mercedarios: Atención espiritual y psicológica a presos en cárceles.
  • Hnas. de los Ancianos Desamparados. Fundada por Santa Teresa de Jesús Jornet. Atención a ancianos en asilos.
  • Ursulinas: dedicadas a la enseñanza.
  • Hnas. de la Caridad: fundada por San Vicente de Paul. Se dedican al cuidado de los más pobres.
  • Marianistas: Enseñanza y formación de jóvenes.
  • Mis. del Amor Sacramentado: desarrollo de obras sociales.
  • Siervas de María: Atención a enfermos.
  • Nazarenas: Según el lugar donde se ubiquen, se dedican a lo que más falta hace, hospitales, guarderías para niños, asilos para ancianos, colegios para indigentes o comedores para huérfanos.
  • Misioneras de la Caridad. Conocida a nivel mundial por Santa Teresa de Calcuta. Dedicada a la atención de los más pobres.
  • Misioneras combonianas: Misiones en el tercer mundo. Pobres, presos, enfermos.

Cierto que la Iglesia católica también tiene manchas y actos de algunos de sus miembros de los que avergonzarse. Es muy lamentable, aunque se trata de una minoría. La mayoría trabajan a diario por los demás, dejando su vida en ello, pero no son noticia. Solo es noticia cuando un árbol cae, sin embargo quiero destacar el inmenso bosque que sigue en pie cada día.

Contenido
Deus Caritas Est, el amor cristiano
Nombre del artículo
Deus Caritas Est, el amor cristiano
Descripción
La caridad en la Iglesia católica es junto a la Palabra y los Sacramentos uno de los tres pilares básicos de su actividad. Explicamos como se ejerce y que congregaciones se dedican especialmente a ello.
Autor
¿Quienes somos?
MSLICATOLICA: Formación e información. Aclaramos mentiras sobre la Iglesia y la religión Católica.
Total Page Visits: 2087 - Today Page Visits: 1

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Compartir